La revisión interna del cliente