¿Por qué es importante la localización en las traducciones?